Lenteja Verdina

0,753,00

Las lentejas son unas legumbres que ofrecen unas posibilidades nutritivas y culinarias importantísimas, siendo un ingrediente estrella en numerosos platos.

Limpiar
SKU: lenteja_verdina Categoría:

Descripción

Las lentejas verdinas también denominadas lenteja verde de Puy o lenteja de Puy es una variedad de lenteja cultivado en ciertas partes de Castilla y León.1​

La lenteja es originaria de la región de «Le Puy-en-Velay» en Francia, denominada «Lentille verte du Puy» y además cuenta con denominación de origen protegida a nivel Europeo «Apellation d’Origine Protégée».

De tamaño pequeño, su color varía entre el verde y el verde amarillento con manchas oscuras. Conocida, por esta razón, en España como lenteja francesa.

La lenteja verdina se cultiva en Valladolid, León, Palencia y Burgos. El tamaño del grano oscila entre 3 a 4 mm de diámetro. Las normativas de calidad alimentaria suelen fijar unos calibres mínimos y máximos para cada variedad de lentejas.

La temporada de siembra de la lenteja verdina comprende entre los meses de marzo y abril, y posteriormente se cosecha de en la temporada julio a septiembre.

 Propiedades e Indicaciones

Consumidas desde la antigüedad, estas humildes y -a su vez- tan extraordinarias legumbres, deberían formar parte importantisima en la dieta de niños y adultos, debido a que sus beneficios abarcan un amplio espectro de la salud. Conozcamos algunos de ellos:

  • BUENAS PARA EL PLANETA
    Las lentejas tienen la capacidad de crecer en climas muy diversos y favorecer la regeneración del suelo, gracias al nitrógeno que aportan las bacterias que viven en sus raíces.
  • FUENTE LIMPIA DE PROTEÍNAS
    En su composición, encontramos una gran cantidad de proteína (más que en otras legumbres) de fácil digestión y acompañada de una multitud de micronutrientes. Eso sí, al no contener todos los aminoácidos esenciales, las lentejas deben ser combinadas en el mismo plato o en otra comida del día con cereales integrales o semillas para conseguir una proteína completa.
  • ENERGÍA DOSIFICADA, CORAZÓN CONTENTO
    Además de aportar una buena cantidad de aminoácidos esenciales, las lentejas son ricas en carbohidratos de absorción lenta. Esto es muy importante no solo porque consumiéndolas consigues una energía estable y sostenida, sino también porque evitas un pico de insulina que, resulta perjudicial por varios motivos, entre ellos, que te agota.

    Su fibra contribuirá a esta entrada controlada de azúcares al torrente sanguíneo, pero, además, te dará saciedad y te ayudará a ir mejor al baño. También colabora en la eliminación del colesterol a través de las heces y, por si fuera poco, es un alimento fabuloso para las bacterias que habitan en tus intestinos. Es por esto que, si quieres cuidar tu salud cardiovascular o quieres hacer control de peso, las lentejas están de tu lado.

  • MINERALES POR UN TUBO
    Una de las características más conocidas de nuestras queridas lentejas, es su riqueza en ciertos minerales como; el hierro, potasio, fósforo, magnesio y calcio.

    Podrás mejorar la absorción del hierro de tus lentejas si las acompañas con alguna fuente de vitamina C, como por ejemplo pimientos, tomate o tomándote unas fresas de postre.

    El magnesio que te da una ración de lentejas, equivale al 20% de las necesidades diarias, un mineral muy importante para nuestra salud, pues está implicado en múltiples funciones orgánicas, en el tejido óseo y en los sistemas neuronales, muscular, inmunitario y cardiovascular.

    Aunque contenido en calcio de las lentejas es menor que el de la leche de vaca, al estar en equilibrio con el fósforo y el magnesio, se puede considerar un excelente alimento para la salud de los huesos.

  Preparación y Empleo

  • Lentejas verdinas ligeras

    1. Ingredientes:
    2. 1/2 kilo de lentejas verdinas
    3. 1 cucharada de pimentón de la Vera
    4. Aceite de oliva virgen extra
    5. 1 cebolleta
    6. 2 dientes de ajos
    7. 1 tomate rojo
    8. 1 pimiento verde italiano pequeño
    9. 1/2 pimiento rojo
    10. 1 zanahoria
    11. 2 patatas medianas
    12. 2 hojas de laurel
    13. Sal
    14. Agua ó caldo de verduras
  • Instrucciones:
  • Ponemos un fondo de aceite en una sartén amplia.
  • Limpiamos y picamos muy menuditas las verduras.
  • Empezamos pochando muy bien la cebolleta con los ajitos y el laurel. No ponemos sal hasta el final del guiso.
  • Cuando estén bien pochadas, añadimos los pimientos y zanahoria, seguimos pochando.
  • Mientras tanto, lavamos muy bien las lentejas y las ponemos al fuego en una cazuela cubiertas de agua.
  • Cuando rompa el hervor, tiramos el agua, aclaramos las lentejas y volvemos a cubrirlas de agua 3 dedos por encima (suelo hacer esto con casi todas las legumbres, excepto con los garbanzos, para que estén más suaves).
  • Cuando la verdura esté sofrita, le añadimos el tomate pelado y muy picadito y cuando haya reducido añadimos la cucharada de pimentón y vertemos enseguida todo el contenido de la sartén a la cazuela de las lentejas, le añadimos también la patata troceada y removemos.
  • Ya sólo nos queda bajar el fuego al mínimo y hacerlas poco a poco vigilando que no se queden sin caldo, si lo va necesitando se lo añadiremos caliente.
  • Cuando estén en su punto le ponemos la sal y dejamos 5 minutos más, están más ricas de un día para otro.

Información adicional

Peso N/D

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.