Cuscuta

Digestiva y cicatrizante.

Descripción

Esta planta es un auténtico vampiro vegetal. Con sus finos tallos se adhiere a su víctima, de la que chupa literalmente su savia hasta secarla y matarla. Sus preferidos son el tomillo, el espliego, la ajedrea, el romero, la ortiga, el trébol y el lúpulo.

Antiguamente se pensaba que la cuscuta adquiere las propiedades de la planta que parasita, lo cual no ha podido ser demostrado. Hoy, sin embargo, sabemos que la custuta tiene sus propias virtudes medicinales.

 Propiedades e Indicaciones

Toda la planta contiene un glucósido amorfo (cuscutina), resina, tanino y goma.

Por via interna es laxante y diurética, a la vez que favorece el vaciamiento de la vesícula biliar (acción colagoga) y estimula los procesos digestivos. Se recomienda a los que padecen de cálculos biliares o de trastorno en el vaciamiento de la vesícula biliar.

Aplicada externamente en forma de cataplasma es cicatrizante y antiséptica. Da buenos resultado en caso de úlcera varicosas y de heridas infectadas o de cicatrización lenta.

  Preparación y Empleo

  • Uso Interno

    1. Infusión: con 30g de planta por litro de agua. Tomar 2 tazas diarias.
  • Uso Externo

    1. Cataplasmas: Se hierven duante media hora de 60 a 100g de planta por litro de agua- Titurar hasta conseguir una masa pastosa, que se aplica sobre la piel afectada.

Información adicional

Uso en Enfermedades

Nombre Cientifico

Hispánico

Catalán

Euskera

Gallego

Francés

Inglés

Habitat

Descripción Planta

Partes Útiles

La planta entera.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.